miércoles, 28 de septiembre de 2011



Poética Árida

Un socavón, un bonsái seco,
desértico es el corte del paisaje,
su gesto, la toga que le viste,
el son que le tutea,
ese viento que asola sin soltarle
la savia sustraída.
Sus capas son literas de algún canto,
el caso casi omiso que gotea, en su aliento,
las cintas que ya asoman.
y trazos como sombra repentina
semientan, oprimen su cintura y sacan ¡zas!
-saciante-
del cazo que ya hierve,
la lluvia.



No hay comentarios: