miércoles, 3 de noviembre de 2010

5 comentarios:

Pedro Fernaud dijo...

Hola Bego!

Veo que tu blog está cogiendo un ritmo de actualiación muy majo.

Me encantan las fotos parisinas-indias. Tb este último poema. Lleno de sugerencia, humor y aliteración.

Un abrazo

Anónimo dijo...

El horizonte avanza
como una zanahoria inexplicable
haciendo eso que sabe que es huir
Gracias, hacía tiempo que no me reía tanto.

B.en lo alto de la colina dijo...

querido Pete: como siempre, gracias.

Querida Aubade: no seré yo quien vaya a discriminarlas.. en mi opinión las zanahorias tienen todo el derecho de aparecer en mis poemas, me declaro admiradora sin reservas y cazatalentos de estas hortalizas ¿no te parece que son de una presencia y de una rebelde fotogenia verdaderamente únicas?

FERNANDO SANCHO dijo...

Hola!
Me gustan los versos donde dices
"Por más que el cielo afirme su exacta geometría
y muestre azul sosteniendo su borde minucioso"...imágenes...
y como no, me ha llamdo la atención de que el horizonte avance como una zanahoria inexplicable...Es un elemento que claramente uno no espera al leer el poema
Gracias

B.en lo alto de la colina dijo...

Gracias Fernando por tus comentarios