jueves, 14 de enero de 2010

¡Sólo tienes pájaros en la cabeza!





.. su padre no hacía más que repetírselo una y otra vez sin darse cuenta del poder que sus palabras tenían en la fe de su hijo. Los pájaros comenzaron a multiplicarse de tal manera que en poco tiempo el espacio resultó demasiado pequeño para que pudiesen revolotear a gusto entre sus sesos. Un día, decidido a tomar las riendas de su vida y de su cabeza, hizo inventario y montó una pajarería.  Hoy el negogio le va muy bien y es enormemente feliz.

viernes, 8 de enero de 2010

lunes, 4 de enero de 2010