miércoles, 9 de diciembre de 2009





Receta de felicidad exprés:
1. coger un kleenex bañado en lágrimas.
2. cortarlo íntegramente en pedacitos de aproximadamente 5x5 mm.
3. sostener el montoncito resultante con las dos manos en forma de cuenco.
4. proyectarlo de un impulso por encima de nuestras cabezas a modo de confeti.

2 comentarios:

Sara dijo...

Jajaja, qué bueno, niña Elfa. Este será el regalo que me haga a mí misma estas navidades.

Astrobesos

B.en lo alto de la colina dijo...

Hola Sarita guapa..el mejor regalo que te puedes hacer estas navidades, además su eficacia está probada y avalada por estudios científicos plenilunares y si no quedas satisfecha te devuelvo los cero euros que te cuesta!