viernes, 16 de enero de 2009

Paraguas para tormentas internas






Hoy:
se me ha explotado un boli en las manos
fundido una bombilla al encender la luz
caído la tapa del zapato
perdido la conexión a internet
apagado el móvil en mitad de dos conversaciones
no me encienden los mecheros (llenos de gas!)
y por más que busco no encuentro la cacerola de los espaguetis ¿?

Me detengo en medio del remolino y de reojo observo que mi sombra me saca ahora dos cabezas. Se sabe como nadie los trucos para sacarme de quicio. Visto mis pies de roja decisión y salgo a desandar con cada paso las secuelas del banquete que me ha sonsacado con malas artes. Se agarra a mis mandíbulas pero decido esquivar sus trampas ratoneras y entregarme a una voz que me susurra “confía..” mientras le van encogiendo las piernas “confía…” hasta que se le hace difícil seguirme “confía…” por el sendero en el que ahora camino...



No hay comentarios: